ASTI Academy: una experiencia positiva, enriquecedora y recomendable

“La experiencia en ASTI Academy ha sido muy positiva. Me ha encantado el proceso de aprendizaje tan grande que he tenido y ver, desde dentro, el crecimiento de esta empresa y su potencial. Es todo nuevo. Es robótica. Cuando éramos pequeños, decíamos: ‘mira, el futuro’. Y el futuro ya está aquí y es ASTI”. Así resume Patricia Rodríguez, alumna del programa ASTI Academy, sus meses en la ingeniería burgalesa, situada en Madrigalejo del Monte (Burgos).

Los estudiantes que han participado en la segunda edición describen el programa ASTI Academy como positivo, enriquecedor y recomendable. “Es la primera vez que veo un programa de estas características. No pensé que hubiera empresas que lo llegaran a hacer tan bien hecho y estoy muy contento, porque he aprendido mucho”, anota Guillermo Fernández, preguntado por su valoración después de estos meses.

“Una experiencia muy buena, muy enriquecedora, en la que he adquirido muchos conocimientos”, señala Jairo Díez. Y, además, la oportunidad de “tener mi primer contacto con una empresa”, recuerda Marcos Humada, que subraya que “he tenido la oportunidad de recibir mucha formación y, después, estar en mi departamento específico”. “Son unas prácticas diferentes”, dice Juan Rey. “Estáis utilizando vuestros recursos y vuestro tiempo, se nota mucho que valoráis esa parte de formación para que, cuando terminemos, podamos estar vosotros y ser parte de la familia”, concluye Josué Sánchez.

“Hay que formar a la gente y cuanto antes esté formada la gente, mejor para la empresa y para el trabajador”, afirma Carlos López que recomendaría el programa ASTI Academy, no solo a otros compañeros, sino también a otras empresas. “A todos los que estén interesados en temas de tecnología y demás, aunque luego no siguieran, se aprende mucho”, añade Javier Presencio.

El equipo de Recursos Humanos de ASTI se desplazó, a principios de 2017, a seis centros burgaleses -Jesuitas, Simón de Colonia, Juan de Colonia, San José Artesano, Padre Aramburu y Santa Catalina- explicando el programa ASTI Academy a estudiantes de Administración y Finanzas; Asistencia a la Dirección; Automatización y Robótica Industrial; Comercio internacional; Desarrollo Aplicaciones Multiplataforma; Desarrollo Aplicaciones Web; Gestión de ventas y espacios comerciales; Instalaciones Eléctricas y Automáticas; Mantenimiento Electrónico; Mecatrónica; Sistemas de telecomunicaciones e informáticos; Sistemas Electrotécnicos y automatizados. Un total de 80 inscritos. A partir de ahí, durante más de una semana, el departamento de RRHH realizó cerca de 50 entrevistas a los alumnos interesados.

¿Y cómo recuerdan ese proceso de selección? “Fue difícil”, explica Jairo Arcos, que reconoce que no había vivido “un proceso de selección así, con un test de personalidad”. Daniel Ibáñez recuerda que estaba “un poco nervioso, entre la entrevista y el tiempo de espera”. Héctor Galarreta añade que “no te lo esperas para unas prácticas, pero creo que es algo que se agradece”. En la misma línea, señala Jairo Díez que “me pilló un poco por sorpresa”.

¿Y por qué ASTI? “¿Y por qué no?”, responde Dani Tamayo que considera que “era una oportunidad estupenda y está llegando a la altura de las circunstancias”. Carlos López señala que le parecía la empresa “con más proyección de todas que veía y en la que más posibilidades había para tener un trabajo estable”. Y Daniel Ibáñez recalca “la oportunidad de futuro” que veía en ASTI.

Finalmente, 26 de los 50 que se presentaron al proceso de selección fueron elegidos y, a mediados de marzo, comenzaron sus prácticas en las instalaciones de ASTI. Y, a partir de ahí, muchas horas de formación. ¡Hasta 300! “He estado en otras empresas que me han formado, pero no tiene nada que ver con lo que hemos hecho aquí. Está muy bien elaborado, planificado y pensado. Se sigue un guion”, anota Guillermo Fernández. Y, después, cada uno a su puesto. Héctor Galarreta explica que, en concreto, ha aprendido “desde la fase de montaje, desde los cimientos, hasta que vemos salir un AGV por la puerta para el cliente”. Desde la UAP (Unidad Autónoma de Producción) también, Jairo Arcos añade que “esto de montar EasyBot es muy entretenido, tiene mucho de mecánico y eléctrico”.

Luis Miguel Yudego, como la mayoría de sus compañeros, reconoce que sabía poco de ASTI. “Antes no, pero, durante el módulo, todos los profesores de robótica y automatización nos hablaban mucho de esta empresa y de lo que hacéis”, explica. En mi caso, anota Daniel Ibáñez, “estuve realizando el año pasado las prácticas en otra empresa y vi como estaban implantando allí los AGVs”. Guillermo Fernández afirma que “sabía que era una empresa grandecita dentro de Burgos, que tenía mucho crecimiento y muy puntera”. No obstante, “cuando hemos conocido ASTI, hemos visto que es bastante más”, apunta Ángel Solaguren.

“ASTI es como una familia”, afirma Juan Rey. “La relación con los compañeros es buenísima. Si tienes cualquier duda, sabes que los tienes ahí”, subraya Alberto Sáez. En ese sentido, Ángel Solaguren recalca esa disposición de todos para ayudar y afirma que “en pocos sitios he estado donde haya un ambiente tan bueno”. “Cualquiera que le pides ayuda, deja lo que está haciendo para ayudarte”, destaca. “La relación es increíble. Cuando he tenido que pedir algo a alguien, siempre se han volcado”, apunta Javier Presencio. “Esa es una de las cosas que más me ha llamado la atención: todo el mundo tiene una buena cara”, incide Marcos Humada. Jairo Díez explica que “la relación con los compañeros es algo que destaca muchísimo en ASTI, con todo el mundo te llevas bien, como si te conocieran de toda la vida”. Dani Tamayo insiste en “la integración de cada uno de los miembros y en el conjunto en sí de las personas que hemos estado” y añade que “es una plantilla joven y yo creo que encajo, y se nota. Todo el mundo es muy amable, simpático y siempre tienen para dedicarte una sonrisa”. “Mucho compañerismo”, apunta Daniel Ibáñez.

¿Y después de este tiempo en ASTI? “Cuando estás dentro, ya ves todo el tinglado que hay montado, dices esto es más grande de lo que yo pensaba”, anota Héctor Galarreta. “Ahora considero que es una empresa muy puntera, con la última tecnología, que tiene muchísimas oportunidades de crecer y de futuro. Me gusta todo lo que es la robótica y hay una gran oportunidad aquí”, afirma Luis Miguel Yudego. “Es una empresa muy potente que tiene mucho camino que recorrer y que va para grande”, explica Josué Sánchez que, además, de sus prácticas en ASTI, “me quedo con el ASTI Robotics que estuve de embajador, mi equipo ganó, me lo pasé muy bien y disfrutamos muchísimo. La verdad que fue una gozada, luego nos fuimos a tomar algo, como si fuera una pequeña familia y eso en una empresa anima bastante”. Y Javier Presencio describe a ASTI como “un equipo de gente muy joven, con muy buen rollo, y que hace cosas impresionantes”.

¿Y de cara al futuro? Alberto Sáez afirma que “aquí a lo que se pueda y haga falta. A seguir avanzando y que esto no pare”. Daniel Tamayo señala que “lo que podemos aportar aquí es trabajo, trabajo, esfuerzo y dedicación y, sobre todo, la formación por la que nos habéis contratado”. Guillermo Fernández señala “yo ya no quiero ir a otro sitio, quiero estar aquí”. Juan Rey anota “ganas de trabajar, ganas de aprender y, si tengo suerte y continúo, seguir enseñando a gente que entre como yo dentro de un año o dos”. “¿En un año? Espero que aquí y yéndome a Francia, a PSA o a algún proyecto que tengáis, yéndome por ahí a implantar”, apunta Patricia Rodríguez. “Una puesta en marcha como tal no la he visto y sí que nos cuentan las dificultades. La gente se pone muy nerviosa, sobre todo, los de la fábrica, porque dicen, no quiero un AGV que nos quita trabajo, pero yo lo veo como una oportunidad de enseñarles un mundo nuevo y que no tienen por qué quitarles trabajo, sino que generas otros, empleos más técnicos, pero igual de válidos. Y es eso enseñar unas cosas nuevas”. Y en ese sentido, Josué Sánchez cuenta su reto: “poder ascender todo lo que pueda y más. El techo me lo ponéis vosotros. Si no hay techo, volaremos”.

¡Bienvenidos! #beASTI

Categorías: Asti Academy

Los comentarios están cerrados